Querido lector,

Los reclamos por lesiones personales pueden volverse significativamente más complejos cuando están involucradas condiciones médicas preexistentes. Comprender cómo estas condiciones impactan su caso es crucial si desea recibir la compensación que merece después de sufrir lesiones debido a la negligencia de otra persona.

En el blog de hoy, cubriré este tema usando el ejemplo de una clienta anterior, una mujer que anteriormente se sometió a una cirugía de espalda y posteriormente sufrió una lesión en la espalda en una colisión automovilística.

El caso de la Sra. Smith: condiciones preexistentes y nuevas lesiones

Mi cliente, la llamaremos Sra. Smith, se había sometido a una cirugía de espalda para tratar una hernia de disco varios años antes del accidente automovilístico que la trajo a mi oficina. A pesar de la cirugía, todavía experimenta rigidez y dolor de espalda ocasionales. Desafortunadamente, la Sra. Smith estuvo en otro accidente donde le pegaron por detrás en una colisión automovilística a alta velocidad causada por la negligencia de otro conductor. Como resultado de este ultimo accidente, su dolor de espalda aumentó a un nivel casi insoportable y de repente se encontró con problemas de movilidad.

En casos como el de la Sra. Smith, la presencia de una condición preexistente (su cirugía de espalda anterior) puede complicar su reclamo por lesiones personales. De hecho, eso es justo lo que pasó. Su compañía de seguros argumentó que sus actuales lesiones en la espalda eran simplemente el resultado de su condición preexistente y no del accidente en sí. Intentaron minimizar su dolor… incluso negaron su reclamo, citando su historial médico como un factor que contribuyó a sus lesiones.

Sin embargo, tener una condición preexistente no descalificó automáticamente a la Sra. Smith para solicitar una compensación por sus lesiones. Por suerte, una buena amiga suya le habló de mi bufete de abogados y vino a reunirse conmigo. La ayudé reuniendo pruebas sobre cómo el accidente exacerbó su condición preexistente y causó daños adicionales.

Para fortalecer su caso, reuní registros médicos, opiniones de expertos y testimonios de testigos para establecer un vínculo claro entre la colisión automovilística y el empeoramiento de sus lesiones en la espalda. Al demostrar que el accidente le causó directamente un mayor dolor y limitaciones, frustramos los intentos de la compañía de seguros de restar importancia a su reclamo.

Gestionar un reclamo por lesiones personales que involucra condiciones preexistentes requiere experiencia legal y una comprensión profunda de las complejidades médicas. Yo, junto con mi equipo, estamos bien versado en el manejo de este tipo de casos y puedo brindar orientación y representación en un caso en el que existen condiciones preexistentes y que aun se necesita y merece una compensación.

Las condiciones preexistentes añaden capas de complejidad a los reclamos por lesiones personales, pero no deberían disuadirlo de buscar justicia después de un accidente. Al comprender cómo estas condiciones afectan sus casos y contar con la ayuda de un abogado experimentado como yo , podrá superar los desafíos y obtener la compensación que necesita para recuperarse y seguir adelante.

Si usted o un ser querido ha resultado lesionado debido a la negligencia de otra persona, no dude en comunicarse con mi oficina al 703-761-4343 y al 301-949-1515 . Con 44 años de experiencia manejando reclamos por lesiones personales, estoy listo para ayudar en todo lo que pueda.

¡Hasta la próxima, tenga cuidado y NUNCA envíe mensajes de texto mientras conduce!

Paul Samakow

Abogado Paul Samakow

703-761-4343 y 301-949-1515

WordPress Video Lightbox Plugin