Querido lector,

A veces ocurre la tragedia. Nadie lo espera. Estás conduciendo por la carretera, con tu cónyuge a tu lado y los niños atrás. Es un día soleado y todos están pensando en los planes divertidos que tienen programados para la tarde, pero que nunca sucederán.

¿Por qué? Porque el camión de 18 ruedas que va adelante de está a punto de perder una llanta, y cuando lo haga, chocará contra su auto, aprisionándolo contra la barandilla. No sobrevivirás. Su cónyuge tampoco lo hará. Milagrosamente, su hijo menor vivirá.

Esto es una pesadilla. El peor de los casos. Uno que he visto desarrollarse de diferentes maneras demasiadas veces para contarlo.

Esta pesadilla empeora, incluso más dolorosa, cuando los miembros de la familia comienzan a pelear por el destino de su hijo o, peor aún, no hay nadie que intervenga de inmediato y su hijo, ahora huérfano, se ve obligado a ingresar en el sistema de cuidado de crianza.

Si bien este es un escenario en el que nadie quiere insistir, subraya la importancia de elegir un tutor y hacer planes que protejan a su hijo en caso de que ocurriera una tragedia.

Seleccionar un tutor es una decisión que no se puede tomar a la ligera. Las consecuencias de tomar una decisión equivocada podrían arruinar la vida de su hijo. Para garantizar la seguridad, la felicidad y el bienestar de su hijo en caso de su muerte prematura, debe ser consciente de los errores comunes y evitarlos.

  1. No discutir su elección con el tutor deseado primero: Seleccionar un tutor sin discutir su decisión con él primero puede generar malentendidos. Es esencial asegurarse de que el tutor elegido esté dispuesto y preparado para asumir la inmensa responsabilidad de cuidar a su hijo.
  2. Ignorar la estabilidad financiera: La estabilidad financiera es un factor fundamental en la educación de su hijo. Ignorar la situación financiera del tutor elegido puede provocar dificultades para su hijo. Analice sus capacidades financieras y considere establecer un fondo para satisfacer las necesidades de su hijo.
  3. Falta de documentación legal: Un acuerdo verbal o una simple nota en su testamento puede que no sea suficiente para garantizar el bienestar de su hijo. Necesita un plan de tutela legalmente vinculante, que incluya testamentos, fideicomisos y documentos de tutela.
  4. Ignorar la salud y la edad: La edad y la salud del tutor elegido son consideraciones críticas. Un tutor mayor puede tener dificultades para seguir el ritmo de su hijo activo, mientras que los problemas de salud pueden afectar su capacidad para brindarle atención. Elija a alguien que esté dispuesto y sea físicamente capaz.
  5. No revisar la decisión con regularidad: las circunstancias cambian con el tiempo. Un tutor que era adecuado en el pasado puede que ya no sea la mejor opción en el futuro. Revise periódicamente su decisión y actualícela si es necesario para garantizar que sea lo mejor para su hijo.
  6. No nombrar tutores temporales: ¿Qué sucede entre el momento de su fallecimiento y el momento en que el tutor elegido asume la custodia? Nombrar un tutor temporal puede evitar que su hijo termine bajo el cuidado de los servicios de protección infantil durante esta transición.
  7. No comunicar sus elecciones a la familia: Las disputas familiares pueden ser emocionalmente agotadoras y perjudiciales para el bienestar de su hijo. Hable de sus opciones con familiares cercanos para ayudarlos a comprender su decisión y reducir el potencial de conflicto.

Durante los últimos cuarenta y cuatro años, he tenido el privilegio de servir a nuestra comunidad, representando a víctimas de actos negligentes o intencionalmente dañinos. Es con este mismo espíritu de servicio que ahora ofrezco un Plan de protección infantil diseñado para dejar muy claros sus deseos con respecto a lo que quiere para su hijo en caso de su fallecimiento prematuro. Este plan incluye testamentos, tutelas y fideicomisos: la documentación legal que necesita para garantizar que sus deseos se lleven a cabo exactamente como lo desea.

Si está interesado en obtener más información sobre el Plan de protección infantil, comuníquese conmigo a paul@samakowlaw.com o envíe un mensaje de texto o llame al 703-472-7688 para concertar una conversación discreta y confidencial sobre su Plan de protección infantil.

Atentamente,

Pablo Samakow

Abogado Paul Samakow

 

 

WordPress Video Lightbox Plugin