Lesiones Cerebrales Traumáticas: lo que necesita saber si ha sufrido una lesión cerebral traumática por culpa de otros.

Su cerebro es el centro principal de su cuerpo. Es responsable por el ser humano que eres.  Tu cerebro controla toda tu actividad, procesos vitales, respiración, movimiento, pensamiento, juicio y reacciones emocionales.

Si sufre una lesión traumática en su cerebro, altera la química delicada del cerebro de forma que resulta en cambios en el pensamiento y conducta, la misma esencia de la persona que es usted. Como ejemplo una persona de modales relativamente apacibles puede experimentar conductas alarmantes o cambios de personalidad.

Es posible que experimente cambios en su capacidad de procesar nueva información, lo que haga imposible aprender o retener nueva información. Las tareas rutinarias como pagar facturas u operar un vehículo puede ser que ya no están dentro de sus capacidades.

Por todas estas razones y más, es importante comprender los diferentes tipos de lesiones cerebrales, cómo deben tratarse y qué debe hacer si usted o alguien a quien ama sufre una lesión cerebral traumática debido a la negligencia de otra persona.

Hay muchos tipos de lesiones cerebrales. Pero por lo general se separan en dos categorías. Hay lesiones cerebrales traumáticas y lesiones cerebrales internas.

Las lesiones traumáticas en el cerebro ocurren cuando hay un daño forzado en la cabeza. Esto puede ocurrir en un accidente de auto, debido a una caída o en un accidente relacionado con el trabajo.

Las lesiones cerebrales internas suelen ser el resultado de un accidente cerebrovascular, exposición tóxica, privación de oxígeno, tumores o enfermedades.

Una lesión cerebral traumática puede ser abierta o cerrada. Una lesión cerebral abierta significa que ha habido una fractura en el cráneo. Una lesión cerebral traumática puede ser una conmoción cerebral leve o incluso un movimiento violento al cerebro, una contusión, una lesión por penetración o una lesión axonal difusa.

Las conmociones cerebrales son los tipos más comunes de lesiones cerebrales y, a menudo son causadas por un golpe directo en la cabeza, una caída,  recibir puñetazos o patadas o cuando la cabeza se detiene repentinamente después de moverse a alta velocidad. Aunque no sea siempre el caso de todos, una conmoción cerebral puede causar perdida de conocimiento. A veces, la única señal de una conmoción cerebral es cansancio o confusión. Si sospecha una conmoción cerebral, en usted o en un ser querido, es importante buscar atención médica de inmediato. Una conmoción cerebral que no sea atendida médicamente puede resultar en daño cerebral permanente.

Una contusión es similar a una conmoción cerebral en el sentido de que es causada por un golpe directo en la cabeza. Pero la diferencia es que una conmoción cerebral causa moretones, y una contusión es un sangrado localizado en el cerebro. Una lesión como esta a menudo requerirá cirugía para prevenir la formación de coágulos de sangre que pueden ser de vida o muerte.

Una lesión cerebral axonal difusa es ocasionada por una fuerte sacudida y una fuerte rotación de la cabeza. Esto literalmente puede desgarrar el cerebro y crear alteraciones a las células nerviosas en varias areas del cerebro. Este tipo de lesión severa puede ocurrir daño cerebral permanente, coma o incluso muerte. Muy a menudo, resulta en interrupciones en las habilidades básicas cognitivas, problemas con la memoria y más.

Una lesión por penetración ocurre cuando un objeto extraño entra  ingresa  al cerebro. Esto puede ser un evento devastador y a menudo fatal. Los efectos a largo plazo de este tipo de lesión pueden ser catastróficos.

Una lesión cerebral adquirida o interna puede ocurrir debido a un derrame cerebral o a la falta de oxígeno provocada por un inicio de ahogamiento o incluso exposición a toxinas. Si el cerebro se ve privado de oxígeno, se produce anoxia o lesiones cerebrales hipóxicas. Esto provoca la muerte de células que causa daños graves en el cerebro e incluso la muerte.

A veces, las lesiones cerebrales adquiridas son prevenibles y son causadas por respuestas lentas o inapropiadas de médicos u hospitales. Por ejemplo, si alguien sufre un derrame cerebral y no se siguen los procedimientos adecuados en la sala de emergencias, el cerebro puede sufrir daños permanentes.

Si usted o alguien a quien ama ha sufrido una lesión cerebral traumática o adquirida, es importante buscar atención médica inmediata. Su próximo paso debe ser consultar a un abogado. Recuerde una vez que ocurra una lesión, el tiempo comienza a correr debido al estatuto de limitaciones. Si no presenta una demanda de manera correcta, corre el riesgo de que su reclamo sea negado sin compensación por su lesión y pérdida.

Es importante conocer sus opciones legales y poder tomar decisiones informadas sobre su lesión y posible reclamo de responsabilidad.

Si usted o un ser querido ha sufrido una lesión cerebral traumática y desea obtener más información sobre sus opciones legales, comuníquese con nuestra oficina al 703-854-9288 o al 301-298-8383.

WordPress Video Lightbox Plugin