Hola amigos. Quizás sepa que manejo casos de lesiones por quemaduras. Quiero compartir información importante porque las quemaduras pueden ser devastadoras y espero que usted nunca sufra de esta manera.

Las lesiones por quemaduras pueden ser insoportablemente dolorosas y requieren atención inmediata y cuidados adecuados para evitar daños mayores y ayudar en la curación. Ya sea una quemadura menor por tocar una sartén caliente o una quemadura grave por un incendio, saber qué hacer y qué no hacer en los momentos críticos posteriores a la lesión puede marcar una gran diferencia en el resultado. En esta guía, describiré lo que se debe y no se debe hacer durante las lesiones por quemaduras para ayudarlo a responder de manera efectiva en este tipo de emergencias.

Si Hacer:

  1. Enfriar la quemadura: Deje correr inmediatamente agua fresca (no fría) sobre el área quemada durante al menos 10 a 20 minutos. Esto ayuda a detener el proceso de ardor y alivia el dolor.
  2. Retire los elementos restrictivos: si se produce una quemadura en un área donde hay ropa o joyas, quítese estos elementos lo antes posible. Esto evita más lesiones si se produce hinchazón.
  3. Cubrir con un paño limpio: una vez que la quemadura se haya enfriado, cúbrala con una venda estéril no adhesiva o un paño limpio para protegerla de la suciedad y los gérmenes. Evite el uso de bolas de algodón o cualquier material que pueda adherirse a la herida.
  4. Busque atención médica: en caso de quemaduras graves, especialmente aquellas que afectan grandes áreas del cuerpo, busque atención médica de inmediato. No intentes tratar quemaduras graves en casa, ya que pueden requerir atención especializada.
  5. Tome analgésicos de venta libre: si el dolor es insoportable, puede tomar analgésicos de venta libre como ibuprofeno o acetaminofén para aliviar el malestar. Siga las instrucciones de dosificación recomendadas.
  6. Mantenga la quemadura elevada: si es posible, eleve el área quemada por encima del corazón para reducir la hinchazón y el dolor.
  7. Esté atento a los signos de infección: esté atento a la quemadura para detectar signos de infección, como aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, calor o drenaje. Si nota alguno de estos síntomas, busque atención médica de inmediato.

No hacer:

  1. No use hielo: si bien puede parecer intuitivo usar hielo para enfriar una quemadura, en realidad puede causar más daño a la piel. El hielo puede restringir el flujo sanguíneo y empeorar la lesión.
  2. Evite reventar ampollas: Las ampollas que se forman como resultado de una quemadura sirven como una barrera natural para proteger la piel que se encuentra debajo. Reventarlos aumenta el riesgo de infección y ralentiza el proceso de curación.
  3. No aplique mantequilla ni ungüentos: contrariamente a la creencia popular, aplicar mantequilla, aceite o ungüentos a una quemadura puede atrapar el calor y las bacterias, lo que provoca una infección. Limítese al agua fría y apósitos esterilizados para el tratamiento.
  4. No rompas la piel quemada: si la piel está intacta, no intentes romperla. Romper la piel aumenta el riesgo de infección y retrasa la curación.
  5. Evite vendajes apretados: si bien es importante cubrir la quemadura, evite envolverlo demasiado apretado ya que puede afectar la circulación y causar dolor adicional.
  6. No se quite la ropa pegada a la piel: si hay ropa pegada al área quemada, no intente quitársela. Cortar alrededor de la ropa es una opción más segura para evitar daños mayores a la piel.
  7. No demore en buscar ayuda médica: si la quemadura es grave o cubre un área grande del cuerpo, no demore en buscar atención médica. El tratamiento médico oportuno es fundamental para prevenir complicaciones y promover la curación.

Si sigue estas recomendaciones sobre lo que se debe y no se debe hacer durante las lesiones por quemaduras, podrá manejar la situación de manera efectiva y brindar la atención necesaria hasta que llegue la ayuda médica profesional. Una acción rápida y apropiada puede marcar una gran diferencia en el resultado de una lesión por quemadura, así que esté preparado para manejar este tipo de emergencias.

El abogado Paul Samakow tiene una práctica nacional que representa a sobrevivientes de lesiones por quemaduras. Si usted o un ser querido ha sufrido una quemadura, llame al 1-833-MY-BURNS y asegúrese de visitar su sitio web, www.nationalburnattorney.com , para obtener recursos adicionales.

WordPress Video Lightbox Plugin