Estimado amigo,

Quiero hablar directamente con ustedes: padres, abuelos y tutores. Con el verano a la vuelta de la esquina, nuestros hijos tienen más libertad, más tiempo y, lamentablemente, más oportunidades de meterse en problemas. Una de las amenazas más graves que enfrentan hoy en día es la exposición a drogas peligrosas como el fentanilo. No se trata de una droga cualquiera: el fentanilo es mortal. Incluso una dosis menor que el tamaño de un centavo puede matar.

La Ley FEND Off Fentanyl, aprobada recientemente por la Cámara y el Senado, está diseñada para combatir esta actual crisis de opioides apuntando a la cadena de suministro de fentanilo. A pesar de estos esfuerzos, la realidad es que el fentanilo todavía está disponible, mezclado con heroína, cocaína, metanfetamina e incluso marihuana. Gary Wolske, presidente de la Orden Fraternal de Policía de Ohio, destacó el creciente problema y señaló que “la gente está muriendo a un ritmo rápido”.

A medida que los días se hacen más largos y nuestros hijos pasan más tiempo al aire libre, saliendo con amigos y disfrutando de su descanso de la escuela, es muy fácil para ellos encontrarse con situaciones relacionadas con las drogas. Como padre, abuelo o tutor, su función es proteger a sus hijos de estos peligros. Aquí hay algunos pasos que puede seguir para ayudar a mantenerlos seguros:

  1. Comunicación abierta : hable con sus hijos sobre los peligros de las drogas, especialmente el fentanilo. Asegúrese de que comprendan lo mortal que puede ser. Explíqueles que incluso una pequeña cantidad puede ser fatal y que a menudo se mezcla con otras drogas sin su conocimiento.
  2. Conozca a sus amigos : conozca a las personas con las que salen sus hijos. Asegúrese de que sean buenas influencias y comprenda la importancia de mantenerse alejado de las drogas.
  3. Supervise sus actividades : si bien es importante darles libertad a sus hijos, vigilar sus actividades es igualmente importante. Sepa dónde están, con quién están y qué están haciendo. Anímelos a pasar tiempo en entornos supervisados donde es menos probable que encuentren drogas.
  4. Educar sobre la presión de grupo : Enseñe a sus hijos cómo manejar la presión de grupo. Bríndeles la confianza para decir no y alejarse de situaciones en las que haya drogas presentes.
  5. Establezca reglas y consecuencias claras : establezca reglas claras sobre el uso de drogas y las consecuencias si se infringen. Asegúrese de que sus hijos comprendan que estas reglas existen para protegerlos.
  6. Proporcione alternativas saludables : mantenga a sus hijos involucrados en actividades positivas. Los deportes, los pasatiempos y las salidas familiares pueden brindarles formas saludables de pasar el tiempo y reducir la tentación de probar drogas.
  7. Manténgase informado : Manténgase informado sobre las últimas tendencias en el uso de drogas y los signos de abuso de drogas. Este conocimiento le ayudará a reconocer si su hijo podría estar en peligro.
  8. Cree un ambiente seguro : asegúrese de que su hogar sea un espacio seguro donde sus hijos puedan hablar abiertamente sobre sus inquietudes y experiencias. Hágales saber que pueden acudir a usted sin temor a ser juzgados o castigados.

El verano debe ser una época de diversión y relajación para nuestros hijos, no una época de riesgo y peligro. Al tomar estas medidas proactivas, puede ayudar a proteger a sus hijos de la amenaza mortal del fentanilo y otras drogas.

Recuerde, la mejor defensa contra el abuso de drogas es una relación sólida y de apoyo con sus hijos. Sé su guía, su confidente y su protector. Habla con ellos, escúchalos y hazles saber que estás ahí para ayudarlos, pase lo que pase.

Hasta la próxima, manténgase a salvo, manténgase alerta y disfrute del verano con tranquilidad, sabiendo que ha hecho todo lo posible para proteger a su familia.

Atentamente,

Paul Samakow

Abogado Paul Samakow

703-761-4343 o 301-949-1515

PD: La sobredosis de drogas es tan trágica en parte porque se puede prevenir. Le insto a que comparta la información de este blog con sus amigos y seres queridos. Tener una conversación franca con sus hijos o los jóvenes que le importan podría salvar una vida.

WordPress Video Lightbox Plugin