Puede que no te conozca personalmente, pero apuesto a que tenemos al menos una cosa en común.

Ambos odiamos las multas de tráfico.

¿Adiviné bien?

Para mí, ningún atasco, cierre de carretera o desvío me afecta tanto como cuando las luces rojas y azules comienzan a parpadear en el espejo retrovisor.

Ahora, como abogado de lesiones personales, he visto de primera mano las consecuencias de las infracciones de tránsito.

Pasar semáforos en rojo.

No detenerse en las señales de STOP o acelerar a través de zonas escolares…

Este tipo de comportamiento riesgoso y peligroso puede conducir a una tragedia y, en teoría, es por eso que existen las multas de tránsito: para disuadir el mal comportamiento y mantener nuestras carreteras seguras. Aún así, hay pocas dudas de que las ciudades y municipios a veces son culpables de abusar de estos sistemas, anteponiendo sus ganancias potenciales a la justicia.

Recientemente, me encontré con un artículo en DCNewsNow /Traffic Tickets . En él, el autor Sian Mughan analiza cómo las multas de tráfico son una fuente común de dinero para los gobiernos municipales que gastan de más. Las investigaciones muestran que es más probable que una ciudad con déficit financiero tenga una fuerza policial lista y dispuesta a emitir multas de tránsito. Los jueces y los tribunales también tienen la culpa y se sabe que utilizan las multas de tránsito para generar dinero para las ciudades que los emplean. Informes federales y numerosos estudios han demostrado que la policía y el personal de la ciudad aumentan el volumen de multas de tráfico en función de las necesidades presupuestarias.

Esta vigilancia motivada por los ingresos hace que los agentes critiquen a los conductores y los detengan por infracciones tan menores como conducir unos cuantos kilómetros por encima del límite de velocidad o no señalar un cambio de carril en una carretera poco ocupada.

Aun así , las multas de tráfico desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de la seguridad vial. Disuaden conductas de conducción inseguras y responsabilizan a los conductores de sus acciones. El miedo a las sanciones y multas anima a los conductores a respetar las leyes de tránsito, lo que en resumen reduce el número de accidentes y lesiones en la carretera. Cuando alguien viola las leyes de tránsito, recibir una multa le recuerda sus responsabilidades y las posibles consecuencias de sus acciones.

Si bien el objetivo principal de las multas de tránsito es promover la seguridad vial, no es ningún secreto que las ciudades y municipios dependen de las multas de tránsito como fuente de ingresos. Esto genera preocupaciones sobre las motivaciones detrás de las multas y el potencial de abuso.

Como sabemos que las multas de tránsito tienen esta doble naturaleza, repasemos algunos consejos prácticos que te ayudarán a evitarlas:

  1. Obedecer las leyes de tránsito . La forma más eficaz de evitar multas es seguir diligentemente las leyes de tránsito. Respete los límites de velocidad, obedezca las señales de tránsito y ceda el paso según sea necesario.
  2. Cuide su velocidad : El exceso de velocidad es una causa común de multas de tránsito. Conduzca al límite de velocidad indicado o por debajo de él, especialmente en zonas residenciales y escolares.
  3. Utilice la tecnología : las aplicaciones de GPS y los sistemas de navegación suelen incluir datos de tráfico en tiempo real e información sobre límites de velocidad. Utilice estas herramientas para mantenerse informado sobre las condiciones de la carretera.
  4. Mantenga su vehículo . Asegúrese de que su vehículo esté en buenas condiciones de funcionamiento. Las luces traseras rotas o las señales que no funcionan correctamente pueden dar lugar a multas.
  5. Siga las reglas de estacionamiento . Siga las reglas y regulaciones de estacionamiento, incluido pagar el estacionamiento cuando sea necesario y observar las zonas de prohibido estacionar.

Llame a mi oficina si usted o un ser querido ha resultado herido debido a que un conductor violó las leyes de tránsito. Como abogado de lesiones personales, estoy aquí para ayudar en todo lo que pueda. Llámame al 301-949-1515 (Maryland) o 703-761-4343 (Virginia).

¡Hasta la próxima, tenga cuidado y NUNCA envíe mensajes de texto mientras conduce!

Pablo Samakow

Abogado Paul Samakow

7 03-761-4343 o 301-949-1515.

WordPress Video Lightbox Plugin