Hola amigo, aquí el abogado Paul Samakow.

Hoy vamos a hablar sobre una de las razones más innecesarias pero demasiado comunes y completamente devastadoras de los accidentes automovilísticos: la distracción al conducir. Todos los días, durante todo el día, mi equipo y yo hablamos y nos reunimos con clientes que han resultado gravemente heridos debido al comportamiento negligente de un conductor distraído.

Y aunque escuchamos estas historias una y otra vez, siempre son trágicas, en parte porque, en primer lugar, nunca debieron haber sucedido.

Historias como:

“Le estaba enviando un mensaje de texto a un amigo. Ni siquiera miraba la carretera. Y se estrelló contra nosotros. Ahora la pierna de mi esposa está muy rota, tiene un dolor terrible y su médico dice que probablemente necesitará al menos dos cirugías más y un año para recuperarse antes de que pueda volver a caminar correctamente. “

O

“Se pasó un semáforo en rojo. ¿Puedes creerlo? Estaba alcanzando sus papas fritas en lugar de prestar atención a la carretera y luego ¡WHAM! Para cuando supe mi auto está en una zanja y un técnico de emergencias médicas diciendo me que no me mueva hasta que me ponga el cuello en tracción. Ahora mi médico dice que es probable que necesite cirugía. ¿Y por qué? Porque ese tipo no podía esperar quince minutos para llegar a casa antes de almorzar”.

Las estadísticas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) muestran que la conducción distraída es la principal causa de accidentes automovilísticos en los EE. UU. Conducir distraído causa miles de muertes en las carreteras cada año y un número mucho mayor de lesiones graves y dolor y sufrimiento para las personas lesionadas en estas colisiones automovilísticas.

Conducir distraído es CUALQUIER ACTIVIDAD que distrae sus ojos y su atención del camino.

  • Hablando por tu teléfono.
  • Enviar mensajes de texto.
  • Comiendo.
  • Jugando con la radio o el GPS.
  • Alcanzar algo en el asiento de al lado.
  • Tener una conversación con alguien en el asiento trasero.

Si su mente está en cualquier otra tarea además de conducir, se está distrayendo al conducir. Esto significa que su tiempo de reacción es más lento. Es menos probable que reaccione a tiempo ante situaciones inesperadas. Sin haberse dado cuenta uno se convierte en un peligro que avanza velozmente por la carretera, sin mostrar una preocupación real por su propia seguridad, la seguridad de sus pasajeros y la seguridad de otros conductores y incluso las personas caminando que se cruzan en su camino.

Tal vez la manera que le digo esto suena un poco golpeado, pero es para que pueda ver lo serio de la situación y la intención es que recuerdes esta información la próxima vez que te pongas el cinturón de seguridad al volante de un automóvil, si lo recuerdas tal vez te ayude a decidir poner tu teléfono en el asiento trasero, o mejor aún, en la cajuela; o decidas concentrarte en el camino en lugar de la hamburguesa que recogió de tu restaurante de comida rápida favorito, y evites causar una colisión automovilística que podría resultar en que alguien llame a mi oficina y me diga que su vida ha sido destruida, por causa de la distracción de alguien.

Si decide conducir, mantenga la vista en la carretera. Mantenga sus manos en el volante. Y mantenga su mente enfocada en el camino. Si usted es un pasajero y el conductor a su lado se distrae anímelos a concentrarse en su forma de conducir. Puede salvar una vida y esa vida puede ser la suya o la de alguien que le importa.

Por último, si usted o alguien a quien ama se ve involucrado en un choque automovilístico, estoy aquí para ayudarlo. Por favor llame a mi oficina inmediatamente 703-854-9288 o 301-298-8383.

¡Hasta la próxima, tenga cuidado y NUNCA envíe mensajes de texto mientras conduce!

Pablo Samakow

Abogado Paul Samakow

WordPress Video Lightbox Plugin