Si usted o un ser querido resulta gravemente herido en un accidente, cada segundo que demore el tratamiento médico podría arruinar o retrasar seriamente su recuperación.

Una lesión en la espalda o el cuello necesita atención rápida y experta para limitar los daños y evitar que una pequeña lesión se transforme en algo mucho peor. Lo mismo ocurre con las lesiones en todas las partes de su cuerpo.

Cuando ocurre una colisión automovilística por primera vez, puede ser difícil saber qué tan grave es su lesión.

¿Por qué?

Porque tu cuerpo entra en estado de shock. Una oleada de adrenalina golpea su sistema y apaga los receptores del dolor. Su cuerpo entra en modo de lucha y su cerebro envía el mensaje para que su cuerpo ignore las señales normales de dolor. Esta es la forma en que su cuerpo se asegura de que pueda salir vivo de la crisis.

Este super poder biológico es excelente para sacarlo de un peligro inmediato, pero puede volverse en su contra una vez que la amenaza inmediata haya terminado.

Si no eres consciente de la gravedad de tu dolor, fácilmente puedes causarte un daño mayor. Por otro lado, si recibe el tratamiento que necesita de manera oportuna, es más probable que obtengas un mejor resultado con tu recuperación. Si retrasas el tratamiento, un dolor o molestia aparentemente insignificante puede convertirse en una lesión debilitante y permanente.

Si eres víctima de un accidente, nunca rechaces la atención médica. Si un paramédico de emergencia  llega a la escena y sientes que necesitas ser transportado, hágalo no lo piense mucho. Si sus lesiones no son lo suficientemente graves como para un transporte de emergencia, considere pedirle a alguien que lo lleve a una sala de emergencias para que lo revisen. Por lo menos haga una cita con un médico al día siguiente.

No te enfoques o preocupes en cómo pagará su tratamiento, tampoco lo haga una vez que encuentre al especialista más adecuado para tratar su lesión. El pagar las facturas medicas no debería ser algo en lo que usted piense.

Si se lesiona sin tener la culpa, un reclamo por lesiones personales puede responsabilizar la parte culpable y hacerse cargo de sus gastos médicos.

También debe recibir una compensación financiera por sus lesiones y pérdidas, solo un reclamo por lesiones personales puede ayudarlo con esto. Nunca considere resolver su caso hasta que sus médicos estén de acuerdo en que ha alcanzado la mejoría médica máxima. Es difícil predecir las necesidades médicas futuras después de una lesión. Sin darse cuenta podría estar aceptando una oferta baja, de mala fe de un ajustador de seguros, y sobre todo pone su salud y su recuperación en un riesgo innecesario.

Contratar al abogado de lesiones personales adecuado significa que es más probable que su caso avance sin problemas y se resuelva a su favor.

Si tiene alguna pregunta o duda, o si está leyendo esto después de haber estado involucrado en un accidente, comuníquese con mi oficina al 703-854-9288 o al 301-298-8383.

Estamos encantados de responder a sus preguntas y ayudar en todo lo que podamos.

¡Cuídese y NUNCA envíe mensajes de texto mientras conduce un vehículo!

Abogado Paul Samakow

WordPress Video Lightbox Plugin