Querido lector,

A pesar del calor sofocante y las altas facturas de electricidad, siempre amaré el verano. Para mí, este amor comenzó en la escuela primaria. Recuerdo esas dos últimas semanas de cada año cuando todo lo que podía pensar era en los dos meses y medio que me esperaban. Habría fuegos artificiales el 4 de julio, campamentos en nuestra yarda, días en la playa y viajes al parque de diversiones.

Ahora, me encanta compartir veranos llenos de aventura y diversión con mis hijos y nietos. Durante estos tiempos, nos reunimos como familia y creamos recuerdos duraderos que contamos alrededor de la mesa durante los años venideros.

Es en nombre de mi amor por el verano que te escribo hoy. Como abogado de lesiones personales, sé muy bien cuán rápido un día divertido con la familia puede convertirse en una tragedia. Me he sentado con padres en duelo más veces de las que quisiera contar y he escuchado historias que nunca podré olvidar.

Había una madre que había perdido a su hijo cuando el niño se inclinó demasiado sobre una barandilla mal colocada en un parque estatal. Un viaje familiar a un parque acuático que terminó con la muerte de un niño debido a una atracción mal construida. Una niña de tres años que perdió un ojo cuando fue golpeada en la cara por un fuego artificial en el patio trasero.

No es necesario ser abogado para escuchar historias como estas. Encienda las noticias o desplácese en línea durante cinco minutos y verá media docena de relatos de todo el país que detallan el trágico final de lo que debería haber sido un divertido recuerdo de verano.

Como padre, estas historias me rompen el corazón. Como abogado de lesiones personales, estos casos me llenan de tristeza y temor. Es mi trabajo ayudar mis clientes, ayudar a que las vidas descarriladas vuelvan a encarrilarse. Cuando mis clientes acuden a mí con lesiones, mi equipo los ayuda a buscar tratamiento médico y luchamos por un acuerdo justo que ayude a compensar por lo que han pasado.

Pero cuando pierdes a un ser querido… cuando de repente son golpeados en un momento que debería haber pasado a la historia familiar como pura felicidad de verano, no hay solución. No hay médico que pueda colocar un hueso u ofrecer terapia para este gran dolor. No hay una suma financiera que pueda hacer que nada vuelva a ser como debería ser. Lucho por los que sufren, pero no hay alegría ni resolución verdadera cuando ganamos.

Entonces, ¿por qué te digo esto? No te preocupes, no quiero que canceles tu viaje a Disney el próximo mes y encierres a la familia. Los veranos están destinados a ser aventuras. quiero que te diviertas; pero cuando esté disparando fuegos artificiales en el lago o explorando una nueva ciudad, vigile de cerca a los niños. Están emocionados y cuando tienen orejas de Micky Mouse y miran el castillo de princesas más grande del mundo , puede ser difícil recordar mirar a ambos lados en el estacionamiento.

Dicho esto, hay algunas tragedias que no se pueden prevenir fácilmente. El cliente de un parque de diversiones debe poder esperar que el parque esté bien mantenido y supervisado por empleados competentes del parque. Si mueren o resultan gravemente heridos, esto no es algo que podrían haber evitado fácilmente. Esto fue el resultado de una falla por parte del propio parque y los responsables deben rendir cuentas.

Espero que nunca estés en una situación como esta. Espero que vivas una larga vida año tras año de recuerdos de buenos tiempos y diversión de verano. Pero, si usted o alguien a quien ama sufre algún daño alguna vez en un parque de diversiones o en un lugar de negocios, le insto a que llame a mi oficina. No puedo cambiar lo que se ha hecho, pero lucharé para que paguen los que tuvieron la culpa.

Por último, este verano, mientras estás en tu propia gran aventura, te pido que vivas el momento, montes en la montaña rusa con tus hijos, explores el parque nacional, escales la montaña y disfrutes cada minuto. Sé agradecido por los buenos momentos. Aprecia los recuerdos que creas y alégrate de poder agregar más momentos especiales a los álbumes de recortes.

Atentamente,

Pablo Samakow

Abogado Paul Samakow

703-761-4343 o 301-949-1515.

WordPress Video Lightbox Plugin